12.9.11

De regreso, ¿a clases? [con espíritu de Arthur Conan Doyle y una de piratas]

La actividad se viene en avalancha, regreso de mi retiro cuasi-espiritual a la universidad, y el lunes ¡Comienzan clases! Me emociona, me sacude el cuerpo, me encanta. Y sin embargo hay algo dentro de mi que rechaza tajantemente eso que se llama clases. No puedo regresar a clases sin prometerme trabajar alegremente para que tarde o temprano deje de haber clases.
Es difícil me digo. Mis compañeros no ven esa cuadrícula que mata la creación, no ven que desde las clases la alimentamos.
Entonces viene la cita de Arthur Conan Doyle que una amiga colgó en facebook:


No hay nada más engañoso que un hecho evidente
Me recuerda la frase de Taibo II, que con Faby, Manuel y los compas de Cosa fácil abrazamos como mantra al inicio de nuestro ensoñares educativos:
Mientras más difícil mejor, mientras más complicado más bello


Espíritu de sir Arthur Conan Doyle, según su viuda, tomada en sesión espiritista por el fotógrafo-medium Hope (Nationaal Archief, http://flic.kr/p/5SBShk)



De mis notas yendo en transporte colectivo a la uni hace unos días
:


El problema no es "psicopedagógico" es de estructura. De "orden social" Eso no se puede modificar por "política", decreto, reglamento, teoría, expertos... Se modifica (hay cambio socio-cultural) con la acción colectiva
  • su propia historicidad-singularidad-autenticidad
Genera comunidad(es) autónomas de $ Bancos de conocimiento Señalar las trampas de la estructura, sus pautas invisibles (objetos de significado, Leontiev)
  • orden del aula -- orden de la subjetividad
  • meta de la práctica (actividad, Leontiev) no es "aprendizaje", es calificación
*Cierto que ocurren cosas en los intersticios, pero no se vuelven valores-patrimonio, desaparecen con las personas y programas... lo que queda siempre es la estructura.
**¿Por qué tendría que ocurrir el proceso de creación-aprendizaje según esa cuadrícula?
  • aula: espacio cerrado seudo-privado (de nuevo **)
  • las formas de expresión y representación están monopolizadas (la historia del plantel, nuestra historia, se diluye en la estructura) (todo lo que se escribe/expresa va al vacío) (de nuevo * y **)

Les dejo la referencia al texto anarquista de Hakim Bey: Zona temporalmente autónoma
Utopías piratas

Los piratas y corsarios del siglo XVIII crearon una "red de información"; que envolvía el globo: primitiva y dedicada primordialmente a los negocios prohibidos, la red funcionaba admirablemente. Repartidas por ella había islas, remotos escondites donde los barcos podían ser aprovisionados y cargados con los frutos del pillaje para satisfacer toda clase de lujos y necesidades. Algunas de estas islas mantenían "comunidades intencionales"; completas mini-sociedades que vivían conscientemente fuera de la ley y mostraban determinación a mantenerse así, aunque fuera sólo por una corta -pero alegre- existencia.
...


¿Es que estamos condenados, los que vivimos el presente, a nunca experimentar la autonomía, a nunca habitar ni por un momento una tierra legislada sólo por la libertad? ¿No nos queda otra opción que la nostalgia del pasado o la nostalgia del futuro? ¿Tendremos que esperar a que la totalidad del mundo sea liberado del control político antes de que uno sólo de nosotros pueda exigir conocer la libertad? La lógica y la emoción se alían para negarnos la posibilidad. La razón establece que uno no puede luchar por aquello que no conoce, y nuestro corazón se rebela frente a un universo tan cruel como para imponer tal injusticia a nuestra generación, sola ante la humanidad.
Decir algo así como "no seré libre hasta que todos los humanos -o todas las criaturas sensibles- lo sean"; es, simplemente, condenarnos a una especie de estupor-nirvana, abdicar de nuestra humanidad, definirnos como perdedores.


2 comentarios:

msm dijo...

Bergson afirmaba que el cerebro es un intervalo entre una acción y una reacción, es un centro de indeterminación y percibimos seleccionando acciones en función de nuestras necesidades.Somos imágenes: imágenes-percepción, imágenes-acción, imágenes-padecimiento de uno mismo. Quizás tendríamos que volver al mundo anterior al hombre, al mundo de la inmanencia del que hablaba Beckett o instaurar el pragmatismo de Pierce si no soportamos ser los únicos que percibimos la descuartización -cuadrícula- de nuestra "realidad".
Te propongo otro mantra: "Un átomo percibe infinitamente más que nosotros mismos" ;))

El_Lur dijo...

:O no había visto tu comentario, blogger me está haciendo algunas jugadas... pero creo que seguido la senda del mantra, dejando que los átomos me guíen ;))
gracias por la lectura

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...