17.6.09

Reflexión fin de curso 1

Difícil es expresar la vida de un salón de clases, y todas las manifestaciones que explotan fuera de ese espacio con bancas y pizarrón. Pero quiero poner en palabras, aunque sea sólo una aproximación, la vivencia de este salón de clases. Y tengo un motivo poderoso. Los que apostamos por la educación, profesores y estudiantes, luchamos cada día contra la idea de que lo que hacemos no tiene ningún valor. Es duro aceptar que esa idea viene también de la propia escuela. La institución de las calificaciones, en cualquiera de sus formas, desdeña el acto mismo de la enseñanza-aprendizaje. Se nos pide ser sujetos que únicamente cubren programas de estudio, ejecutan adecuadamente lo que se pide en estos, realizan tareas que sirven sólo para saber si se obtiene o no un requisito que después será calificado. Poco importa realmente lo que tenemos que decir, ni nuestra voz ni nuestra perspectiva. Se nos pide ser sujetos incompletos. Pero enseñar y aprender es una decisión que nos involucra por completo, con todas nuestras virtudes y defectos, con nuestra historia y futuro, nuestro cuerpo y mente. Aprender y enseñar es algo que nos afecta como personas totales en un mundo real. Nuestra lucha pues, es revalorar esa acción vital para nosotros mismos, y mostrar en actos y palabras que la educación, como fuerza creativa de individuos concretos en un mundo social concreto, es posible.


2 comentarios:

CARMEN IVANOVA dijo...

De acuerdo contigo, no es fácil la vida en un salón de clases y en una Universidad. Pues precisamente aquí, te topas con una diversidad de comportamientos y maneras de interpretar la realidad, en este caso la educativa, que cada vez se aferra mas a una reforma, que pide la anulación de la socialización con sus normas y barreras institucionales, para así bloquear las redes sociales. Los malos hábitos de estudio, la incompetencia social, aunque me duela decirlo, en fin, estas dificultades humanas, hacen mas grabe el malestar que ustedes reflejan. Pero como bien dicen los que saben, “mas vale el diablo por viejo que por diablo” y entonces ustedes Profesores, intervienen con un gesto de comprensión. Pues de alguna manera saben, de las situaciones que pasamos antes de llegar a clase, tú también fuiste estudiante y sabes de las condiciones sociales y marginales, que vivimos muchos jóvenes, que usamos un salón de clases, para intentar resolver una parte de la historia que encierra nuestra condición humana. La verdad es que se necesita tener salud mental y vocación, para no terminar frustrado y continuar la resistencia sin imponer teorías y mostrando diversos caminos, para influir en lo humano, que de por si ,ya esta cargado de creencias y hábitos, que no favorecen nuestra aportación a la reflexión y a las posibles soluciones de desarrollo social. Te menciono esto ultimo, porque pongo mi granito de arena, con mi participación en “Signos Huecos” la asociación en la que me encuentro y la que me brinda la posibilidad de entenderte en esta ocasión. Siempre he estado interesada en las problemáticas sociales y en el cómo se pueden resolver, la solución principalmente está, en darse la posibilidad de interiorizar en uno mismo. Para permitir la unión física, espiritual, consciente, e inconsciente, de lo que nos hace seres humanos. Para posteriormente poder ser, libres, sensible, y mirar, y entender, las realidades sociales y existenciales, que nos unen con el otro, con la Naturaleza y con el Universo .Siempre he pensado que el arte y la cultura incluyente, creativa, innovadora, participativa y propositiva, son un camino que brindan una posibilidad de interiorizarse y esto a su vez, representa Amor, Respeto, Dignidad, Felicidad, igualdad, tolerancia y libertad. Porque el hombre a lo que más aspira es a ser libre. La inercia que me ha llevado a conocer los caminos de resistencia ante un estado que estandariza la creación, la educación, la enseñanza, y por lo tanto la cultura, es esta libertad de socializar y proyectar la cultura, desde una mirada que refleja las necesidades particulares de una Sociedad, que habla de la parcial o nula política cultural que incluye a un sector marginado. Pero que no limita la libertad creativa de crearse a sí mismo, con características propias, reinventarse constantemente y proponerse como una solución, ante alguna problemáticas de desarrollo social. Emiliano esa capacidad sensible que te caracteriza, solo proviene de tu habilidad de ser un Ser Humano, antes que, el Profesor de Condición Humana, se que antes, te miras en el espejo del Otro. La creación, el aprendizaje y la enseñanza son Cultura una cualidad puramente Humana y una necesidad antes que todo. Cuídate Mucho, espero verte antes de que emigres al Norte, te quiero dar algo, dime que día vas a estar en la escuela para acercarme a tu cubo. un abrazo…. Ivanova…..

Emiliano Urteaga dijo...

uuuu

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...